Seleccionar página

Los padres alegan a favor del móvil que pueden tener localizados a sus hijos y, también, porque no quieren que su hijo se sienta discriminado por ser el único que no tenga de su grupo. A esto sumaremos que algunos padres valoran mucho el móvil y están muy pendientes de él, lo cual incita a los hijos a tener uno cuanto antes. Además bastantes padres se han subido a la moda de regalar a sus hijos un móvil para el cumpleaños, en la comunión o en las Navidades, sin analizar sus repercusiones. Pero, A partir de qué edad es recomendable que mi hijo lleve un teléfono móvil?

El uso del movil en niños y adolescentes

Esta es una pregunta que hacen muchos padres hoy en día. Debido al creciente desarrollo de las nuevas tecnologías, en muchas casas ya es muy normal que en la habitación de un niño haya aparatos de televisión, de video, Dvd, videojuegos, ordenador y que además el niño ya tenga un teléfono móvil. El teléfono móvil es cada vez más popular entre los más pequeños, una conclusión del último estudio desarrollado por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC).

El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, recomienda por ejemplo que los niños no utilicen móvil hasta que cumplan los 13 años de edad y que la utilización de este aparato deba estar relacionada con la edad en que los niños empiezan a independizarse. Además, hace unos meses, publicó un informe titulado Por el uso responsable de las nuevas tecnologías, en el que podemos encontrar una serie de recomendaciones, sugerencias e ideas que permiten abordar la compra y posterior utilización de esta nueva dimensión de comunicación y ocio.

¿A partir de qué edad es recomendable que mi hijo lleve un teléfono móvil?

La adquisición de un teléfono móvil se podría situar en los 13-14 años. El inicio de la pubertad y el proceso de independencia que se inicia a partir de esta edad podrían en todo caso ser elementos justificativos de su compra, si bien siempre en el marco imprescindible del control parental.

En cuanto a las dos posibilidades existentes en el mercado, prepago o contrato, se deben valorar sus pros y contras, decidiendo la modalidad que más se ajuste. El prepago permitiría un mayor ejercicio de autocontrol por parte del menor (puede ayudar a limitar el consumo), al responsabilizarse éste de manera singular del dinero  disponibles. La modalidad de contrato requiere, lógicamente, un exhaustivo control por parte de los padres, si bien facilita, por ejemplo, el control de los números a los que se ha enviado llamada desde el teléfono del menor. Así, se puede considerar la posibilidad de que el adolescente, siempre en función de su edad, pueda adquirir su teléfono  y una tarjeta prepago con su propio dinero, derivado de sus “ahorros”, “pagas”, etc.

el movil en los adolescentes

La edad del menor, el tipo de relaciones familiares que mantiene éste con sus adultos de referencia, su madurez, etc., deberán considerarse como elementos significativos para valorar la conveniencia de este tipo de actos.

Es imprescindible dar ejemplos adecuados de uso,tanto del teléfono móvil como del fijo. Los padres y adultos que rodeamos a niños y adolescentes no debemos abonar el terreno del “doble mensaje”, a saber, criticar determinados usos por parte de ellos y llevarlos a efecto, sin embargo, sin ningún tipo de restricción: conversaciones largas sin necesidad, uso de la cámara, descargas de Internet…

gravaciones con el movil

Como en otras facetas de la vida, eduquemos a nuestros hijos en el consumo responsable. Ello les posibilitará adoptar una actitud crítica y personal frente a las múltiples ofertas que reciben de todo tipo.Resulta asimismo importante dialogar periódicamente sobre el uso que se da al móvil por parte de nuestros hijos. Los riegos de contestar a los mensajes “spam”. El no utilizarlo para mandar mensajes inapropiados, grabaciones o fotografías que no les gustaría recibir a ellos.

Se debe enseñar a respetar la intimidad propia y la de otros. Las grabaciones y reproducciones de imágenes requieren siempre la autorización de la persona o personas de las que se obtienen.

[vimeo]http://vimeo.com/16664742[/vimeo]

Además de todo esto, es fundamental que nuestros menores reduzcan los niveles de exposición a las emisiones de los teléfonos móviles en la cabeza: realizando llamadas cortas, enviando mensajes de texto o retirando un poco el aparato en el momento de la conexión, pues es cuando más energía emplea.

Fuentes:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other